Patrimonio Digital

 

El patrimonio digital consiste en recursos únicos que son fruto del saber o la expresión de los seres humanos. Comprende recursos de carácter cultural, educativo, científico o administrativo e información técnica, jurídica, médica y de otras clases, que se generan directamente en formato digital o se convierten a éste a partir de material analógico ya existente. Los productos “de origen digital” no existen en otro formato que el electrónico.

Los objetos digitales pueden ser textos, bases de datos, imágenes fijas o en movimiento, grabaciones sonoras, material gráfico, programas informáticos o páginas Web, entre otros muchos formatos posibles dentro de un vasto repertorio de diversidad creciente. A menudo son efímeros, y su conservación requiere un trabajo específico en este sentido en los procesos de producción, mantenimiento y gestión.

Muchos de esos recursos revisten valor e importancia duraderos, y constituyen por ello un patrimonio digno de protección y conservación en beneficio de las generaciones actuales y futuras. Este legado en constante aumento puede existir en cualquier lengua, cualquier lugar del mundo y cualquier campo de la expresión o el saber humanos.

Antecedentes

En su 31ª reunión, la Conferencia General aprobó la Resolución 34, en la que llamaba la atención sobre el patrimonio digital existente en el mundo cuyo volumen aumenta sin cesar y sobre la necesidad de emprender una campaña internacional para salvaguardar la memoria digital en peligro de desaparición. La Conferencia General invitó asimismo al Director General a preparar para la 164ª reunión del Consejo Ejecutivo un documento de trabajo en que figuraran los elementos de un proyecto de carta para la preservación de documentos de origen digital, que se sometería a la aprobación de la Conferencia General en su 32ª reunión (2003), y también a alentar a organizaciones gubernamentales y no gubernamentales y organismos nacionales, internacionales y privados a garantizar que la preservación del patrimonio digital sea altamente prioritaria dentro de las políticas nacionales.

En cumplimiento de lo anterior, el Director General presentó al Consejo Ejecutivo el documento 164 EX/21, en el que se destacaban los principios que deben guiar la preservación y la accesibilidad permanente del patrimonio digital mundial, cuyo volumen aumenta sin cesar, y se presentaban los elementos de un proyecto de carta y de estrategia para la preservación de dicho patrimonio.

Muchos oradores felicitaron al Director General por el informe y expresaron su apoyo a la estrategia propuesta. Varios Miembros del Consejo señalaron la apremiante necesidad de que la UNESCO actuara con rapidez en este ámbito, aun reconociendo que era preciso examinar detenidamente y en toda su complejidad ese tema, que está en continua evolución. Algunos oradores destacaron la necesidad de celebrar un mayor número de reuniones regionales de expertos y de intensificar la colaboración con otros interlocutores como el sector privado y los fabricantes. También se hizo hincapié en la importancia de la sensibilización, y se habló de la cuestión del derecho de autor y de los problemas que plantean las disparidades de nivel tecnológico. Varios oradores pidieron aclaraciones sobre el significado de los términos “carta” y “declaración”. El representante del Director General señaló que ambos términos eran en gran medida equivalentes y designaban un mismo tipo de documento, jurídicamente no vinculante. Se destacó la necesidad de que los Sectores de Comunicación e Información y de Cultura colaboraran en este terreno.

Asimismo, se insistió muy especialmente en que el trabajo de elaboración del contenido de la Carta debía basarse en un amplio proceso de consultas.

Directrices: Centro de descarga

Reunión de Consulta Regional sobre Preservación del Patrimonio Digital en América Latina y El Caribe

Más Información:

Decisión del Comité Ejecutivo e Informe sobre el Proceso de Consultas

Lista de organizaciones a las que se consultó sobre el anteproyecto de carta

 

Ir al comienzo