Pagina Principal


Análisis del capital humano y que se requiere para enfrentar
los desafíos de una nueva Sociedad de la Información*

Por. Gustavo López Ospina*
Director Oficina Regional de Comunicación e Información
para América Latina y El Caribe, ORCILAC - UNESCO

Es la dimensión social- La brecha social- la que se nos presenta como la clave en la construcción de una plataforma que viabilice y ofrezca todas las oportunidades a una Sociedad de la Información centrada en lo humano, no en el mercado, no en las bolsas de valores que siguen orientando todas las mañanas, antes de salir de casa, a los responsables de liderar nuestras sociedades.

Si tuviésemos un escenario en el cual fuera posible, de inmediato, ofrecer a todos los hogares e instituciones de una ciudad cercana a los dos millones de personas, una conectividad completa (teléfono-computadora, etc.) como ya se puede hacer en este continente, y se ha tratado de hacer, por simple lógica y observación, frente a las condiciones imperantes, se llegaría a la conclusión de que no se puede, no se debe hacer.

Lo social, lo cultural, nos hablan de una perspectiva profunda que va al encuentro del ser humano, en todo su esplendor, y ella se está perdiendo de vista; aquí se ha dicho ya. Rescatar el sentido de la vida, de lo humano, del ser, del vivir en armonía con la naturaleza, son los caminos de la búsqueda de la sabiduría, su rescate perdido en medio de la adquisición de conocimiento e informaciones. Es pensar en la valorización mayor del capital humano.

En este contexto, pensamos que la región debe pensar en la idea de "un computador social", de bienes sociales que actuando dentro de las leyes del mercado del mercado, estas se pongan al servicio, alguna vez, del ser humano.

Humanizar el pensamiento y la gestión de la Sociedad de la Información que inicia es el gran desafío.

"Los deberes humanos para con la humanidad eran vistos como abstractos pero, hoy en la época planetaria, con todos los peligros mortales, estamos obligados a salvaguardar la cultura humana" (Edgar Morín, pensador francés).

1) La transición a una Sociedad de la Información, a una sociedad cognitiva, estructurada alrededor de desafíos planetarios y un proceso de globalización sin antecedentes en la historia, plantea nuevas lógicas en las relaciones con el saber, con el conocimiento, con el aprendizaje. No significa esto la desaparición de los espacios tradicionales del saber: i) revelar el saber; ii) crearlo; iii) reunirlo y preservarlo; iv) transmitirlo; estos continuarán a cumplir una función vital pero dentro de roles diferentes.

a) De la lógica cliente-suministrador a alianzas sólidas de co-inversión, co-educación, co-formación, co-experimentación;

b) De la acción de pensar aislada, fraccionada, a un urdiembre de la compleja realidad en la que se vive (respuestas específicas a problemas complejos, desde lo local a lo global);

c) De una cultura aislante, a una cultura que debe darle la consistencia necesaria al sujeto, en medio de un contexto específico; cultura de lo riguroso, fugaz, complejo; sabiendo, además, que la base de la sabiduría en los inicios de este siglo está más en la comprensión que en la condena.

2) Los nuevos ambientes "educativo-culturales" que acompañan la Sociedad de la Información, tienen características que es preciso reconocer:

a) El carácter estructural: promueve nuevos comportamientos y usos políticos, sociales, culturales y, un nuevo paradigma económico. El capital humano, de toda región, es puesto en jaque frente a ello:

b) El carácter jerarquizado del mundo de lo numérico: en todas las dimensiones que pueden ser consideradas;

c) El carácter regulador-regulable: la informática, la telecomunicación y lo audiovisual han apoyado la estandarización y la normatividad, la convergencia se observa en las redes de comunicación.

3) Entre los desafíos de la Sociedad de la Información, el capital humano de la región están:

a) Desde las competencias profesionales: actualizarse sin cesar; aprender a aprender en contextos de cambios veloces; saber encontrar el conocimiento y herramientas apropiadas; saber crear y participar en grupos de socios por temas-proyectos; poder anticipar competencias nuevas exigidas por el mercado; dominio del tiempo; sentido de vida, etc.

Las tecnologías modernas de la comunicación e información, a la par, crean respuestas a estas nuevas situaciones: posibilidad de almacenar informaciones, realizar estudios, tener acceso a bancos de información especializados. La cultura de las redes virtuales del aprendizaje, se instalan aceleradamente en el mundo, y la UNESCO ve en ello una gran arma que acompaña, positivamente, los acelerados cambios en todas las áreas de la vida. De los tele encuentros internacionales a los tele centros comunitarios, facilitando aprendizajes e intercambio de experiencias, de gran significado; promoviendo el encuentro de disciplinas y campos disciplinarios; conocimientos dispersos por grandes temas prioritarios; abriendo espacio al diálogo de culturas y sus contenidos y experiencias de vida, las más diferentes posibles; acercando a los descubrimientos más recientes de la ciencia y la técnica; facilitando también, evaluación y control sobre lo adquirido, y su validación. El mundo se achica cada día en medio del movimiento individualista que tiene por compañías principales: el computador, el teléfono y otras herramientas.

b) Desde el mundo del trabajo: preocupaciones centrales constituyen:

La tendencia a dar más importancia y prioridad a las competencias de las personas que a desarrollar el dominio de saberes, actuar con sabiduría;

La pérdida del monopolio que tuvieron las instituciones en la "educación-formación" y la producción de competencias. La informalidad va de encuentro contra estructuras cerradas, rígidas, aisladas, elitistas, de otros tiempos cercanos;
resaltado
La flexibilidad que han ganando los procesos de educación-formación, como medio de dar respuestas apropiadas a las exigencias de las personas y el medio.

Las falta de relaciones e interrelaciones entre documentación - información- campos especializados del conocimiento-áreas de formación, son aliviadas.

Las innumerables posibilidades para promover la educación y la formación; tutorías a distancia; pasantías; autoformación (otorgando medios y valorándola).

c) Desde la perspectiva individual se observa:

La autoformación comienza a tener gran fuerza y a ser respaldada por gobiernos e instituciones;

Se otorga la prioridad a la preparación para la solución de problemas específicos, a desafíos comunitarios, nacionales.

Las demandas de educación-formación se amplían velozmente, demandas múltiples, sofisticadas y complejas en muchos casos.

Desde los nuevos oficios que surgen en torno al saber: El papel de los educadores-formadores, capacitadores se ve replanteado así:

Orientar en medio de un mar de conocimientos e informaciones; cooperar a comprender lo que se sabe y domina y valorarlo; adquisición y desarrollo de competencias en una vida cambiante velozmente; estimular el autoempleo, etc.

Cooperar en la asimilación de conceptos, discernirlos y enfrentar los desafíos de orden afectivo-cognitivo; solucionar interrogantes de vida en cada etapa del educando; preparar en la cultura de lo virtual;

Cambiarse, así mismo, para poder continuar liderando los procesos de educación-formación y apoyarlos en sus transformaciones radicales.


4) La nueva era con la Sociedad de la Información, pone en jaque los marcos jurídicos nacionales (también internacionales) dentro de los cuales se han movido los procesos de educación-formación.

  • La autorregulación, en tanto que concepto mayor de un nuevo orden, llama a la libre adhesión de las normas y códigos más que a la preocupación por la sanción;
  • La internacionalización de marcos jurídicos que apoyen y fomenten la democrática y solidaria circulación de los saberes, conocimientos e información (ejemplo programas de formación, a diferentes niveles, a distancia, validados).


5) UNESCO trabaja, en el presente, cooperando con los Estados Miembros, en estas tendencias, desafíos, interrogantes que ellos plantean, formulación de políticas y programas, apoyo a la experimentación e innovación y, además, gerenciando proyectos y acciones de carácter regional que benefician el trabajo conjunto y colectivo entre gobiernos, instituciones y sociedad civil, además, de contactos precisos con actores de otras regiones del mundo; cabe destacar, entre ellos: INFOLAC, Red Virtual de Bibliotecas; Telecentros Comunitarios; Programa Memoria del Mundo, Programas Informáticos CDS/ISIS, IDAMS, Programa Información para Todos, Tecnologías de Información en la Educación, la Ciencia y la Cultura, Formación de recursos humanos y Cátedras UNESCO en tecnologías de información, Tecnología de redes e Internet, Informática para los Jóvenes INFOYOUTH.

UNESCO en la región, dentro del Plan a Plazo medio, 2002-2007, ha establecido objetivos, metas y acciones precisas, interdisciplinares y transversales, para que en la promoción de la Sociedad de la Información, la educación se vea privilegiada, a través de su Programa "Educación para Todos", dentro del cual la comunidad internacional y de la región han estado de acuerdo en que el uso apropiado y extendido de las tecnologías y medios de comunicación e información sean esenciales para hacer frente: al analfabetismo aun muy alto en la región; el logro de una educación básica de 10 años para todos los niños en edad escolar; una calidad de educación con estándares aceptables por toda la región e internacionalmente.

La reciente reunión regional de los Ministros de Educación de la Región en el mes de noviembre pasado en Cuba, reafirmó los objetivos y filosofía del programa "Educación para Todos" y cada gobierno, se comprometió a movilizar los recursos necesarios para alcanzar las metas trazadas, las que están acorde con las llamadas metas del milenio de las Naciones Unidas. Así mismo, se logró un consenso, sobre la mirada y líneas mayores del cambio educativo requerido frente a los progresos observados en el campo de la Sociedad de la Información, los avances en el proceso de globalización, los desafíos observados desde lo social y económico, conjuntamente con la gobernabilidad y democracia en la región.
UNESCO ha elaborado dos informes en los que se hace referencia a la educación y que, además, contienen algunas recomendaciones: "Informe sobre el Grado de desarrollo de la Sociedad de la Información, Declaración Política y Plan de Acción que integre Sur América, Centro América y El Caribe"; "La Sociedad de la Información en la Comunidad Andina". Otros documentos referidos a las demás subregiones de América Latina y El Caribe también están disponibles. ifernandez@unesco.org.ec

6) Proyectos dirigidos a la educación, en apoyo a la incorporación de las nuevas tecnologías de la comunicación y la información, que buscan una clara mejora de la calidad de la educación, con participación de la Organización. Se encuentran en la mayoría de los países (Ejemplo: Colombia-Proyecto Conexiones, Costa Rica entre otros)

UNESCO preocupada con la formación de los educadores y actores de la educación, frente a los nuevos desafíos del desarrollo humano sostenible, produjo, recientemente un "Programa Multimedia" que contiene 25 módulos principales y que orientan de forma concreta una transformación esencial de los contenidos de la educación básica y preuniversitaria en todas las regiones del mundo (lanzado en Johannesburgo, agosto 2002 durante la Cumbre Mundial del "Desarrollo Sostenible".

7) La calidad de la educación-formación en el contexto de la Sociedad de la Información, en medio de las tendencias y posibilidades señaladas, representa, el desafío mayor. Hoy debe pensarse en preparar para ser ciudadanos planetarios; preparar para el error y la ilusión; preparar para lo incierto y lo inesperado; preparar en un conocimiento pertinente; preparar en la ética del género humano; preparar, ante todo para la comprensión (para una ética de la comprensión), todo ello fortaleciendo el grado de "conectividad", de reconocimiento, de participación de cada ciudadano, de aporte. Una respuesta a todos estos elementos nos brindará el balance real sobre lo que sucede en calidad (obvio, que la variable cualitativa no debe dejarse de lado, la atención a "TODOS", a lo largo de toda la vida, será el principio que nos rija). Pero no deberá olvidarse, en términos concretos, que para tener un buen resultado en educación-formación, es necesario prestar toda la atención posible, ya sea en la educación formal, no formal e informal a:

A los ambientes del aprendizaje (políticas e insumos que lo favorezcan);

A los resultados: disponer de estándares que señalen el éxito alcanzado; de insumos apropiados; de estrategias flexibles para la disponibilidad oportuna de los insumos; de un seguimiento, control y evaluación apropiados. Entre los insumos esenciales, siempre estarán: el objeto del aprendizaje; educandos motivados a aprender; docentes-actores educativos conocedores y que tienen capacidad para enseñar el objeto del aprendizaje; tiempos para el aprendizaje; los medios requeridos para enseñar y aprender. Es en este contexto en el que, si bien gerenciado, aparecen los aspectos tecnológicos (tecnologías de la comunicación en información) en escena y contribuyen eficazmente.

Crédito:
*Gustavo López Ospina
Director Oficina Regional de Comunicación e Información para América Latina y El Caribe, ORCILAC - UNESCO

*Discurso presentado en la Conferencia Ministerial Regional Preparatoria de América Latina y El Caribe, Bavaro, República Dominicana.

 


Última Actualización: 13 de Mayo de 2003

Comentarios