Pagina Principal


Reunión de Consulta
"Retos y Oportunidades de la Sociedad de la Información"

Centroamérica, Cuba, México y República Dominicana
Tegucigalpa, Honduras del 29 al 31 de Octubre de 2002

CONSENSO DE TEGUCIGALPA

Nosotras y nosotros, los participantes en la Reunión de Consulta "Retos y Oportunidades de la Sociedad de la Información" (Centroamérica, México, Cuba y República Dominicana) organizada en Tegucigalpa del 29 al 31 de Octubre de 2002 por la UNESCO y la UIT con la cooperación de HONDUTEL y el alto auspicio del Gobierno de la República de Honduras, saludando la pluralidad del encuentro y luego de conocer los diferentes puntos de vista expresados en los documentos y exposiciones relativos a la visión, el acceso y las oportunidades que se abren en la Sociedad de la Información, particularmente para los países de la subregión, hemos coincidido en resaltar los siguientes aspectos:

1. La visión y entendimiento de la Sociedad de la Información en la subregión tiene como fundamento la diversidad cultural, patrimonial, lingüística y étnica de nuestros pueblos. Todo esto constituye la base para el fomento de políticas públicas que consideren normas y principios en la promoción y uso social amplio de las tecnologías de la información y de la comunicación, con estricto apego a sus normas jurídicas (TICs), de modo que se garantice la universalidad y equidad de acceso, la igualdad de oportunidades para todos -en especial para los sectores desfavorecidos y excluidos-, el desarrollo de aplicaciones adaptadas a las necesidades de la región y la producción de contenidos propios para el fortalecimiento de nuestras identidades. El desafío radica en forjar los pilares de una sociedad que privilegie el saber y la creatividad de sus ciudadanos y ciudadanas, lo cual implica poner especial atención a los procesos de educación, capacitación y actualización para avanzar en la construcción de conocimientos.

2. La revolución tecnológica es una realidad que coloca a los países de la región ante la urgencia de tomar decisiones políticas y emprender acciones que les permitan integrarse en condiciones ventajosas y competitivas en la nueva Sociedad de la Información. Para ello es fundamental conocer nuestras fortalezas y debilidades a fin de participar creativamente en las transformaciones tecnológicas, científicas y económicas, y especialmente en los cambios socioculturales resultantes de la Sociedad de la Información en el contexto de nuestras identidades.

3. La brecha digital es producto de las disparidades socioeconómicas mundiales entre países del Norte y del Sur, así como de las desigualdades estructurales dentro de nuestros países. Esta brecha expresa también las limitadas capacidades de asimilación y aprovechamiento de las TICs en la región, lo cual impide beneficiarse de las potencialidades ofrecidas por las nuevas tecnologías y la oferta de redes y servicios debido a la ausencia de políticas de promoción, de reglas de competencia económica, y de acciones creativas para el mejor conocimiento de esas potencialidades. La superación de los problemas tradicionales en el ámbito de la comunicación y de la información, así como de los nuevos desafíos planteados por la brecha digital y la oportunidad de convertirlas en inclusión digital, tiene que ver con la posibilidad de utilizar las TICs como instrumentos del desarrollo humano, la lucha contra la pobreza, la consolidación democrática, el reconocimiento de la multiculturalidad, la promoción de una cultura de paz, el fortalecimiento y defensa de la libertad de expresión, la integración y el progreso sostenible. Este escenario plantea también la necesidad de superar las barreras que están en la base de la exclusión en materia de comunicación, educación, ciencia y cultura, en especial de los sectores marginados de la Sociedad de la Información.

4. La Reunión de Consulta de Tegucigalpa recoge y valora los principios éticos y socioculturales que deben guiar el tránsito de la Sociedad de la Información a la Sociedad del Conocimiento, tal y como ha sido planteado en el Documento de Trabajo preparado por la UNESCO para esta reunión y otros textos producidos por la Organización y la UIT sobre el tema. El principio de la Sociedad de la Información y del Conocimiento debe ser el respeto de las libertades individuales y de los Derechos Humanos; el pleno acceso a la educación, la comunicación, la ciencia y la cultura; la libre circulación de ideas de toda la ciudadanía; el respeto irrestricto de la libertad de expresión; el derecho a la información; la participación ciudadana en los asuntos públicos; la transparencia en la gestión pública; y el buen gobierno democrático.

5. Es necesario poner las TICs al servicio del desarrollo, la erradicación de la pobreza, la gobernabilidad democrática y la preservación del entorno común y el ambiente. Esto supone el fortalecimiento de las instituciones y de los actores, así como de las capacidades del desarrollo local, nacional y regional. De modo específico demanda la realización de diagnósticos comparativos y el diseño de políticas nacionales democráticas y estrategias sectoriales y regionales concertadas, así como la armonización de marcos normativos y regulatorios. Más allá de la sola preocupación por la infraestructura y la dimensión económica de la Sociedad de la Información, que son importantes, se trata de darle al uso de estos elementos un sentido de integralidad que ponga al ser humano en el centro del desarrollo para una vida digna en el conjunto de nuestras sociedades.

6. Considerando sus niveles de pobreza y de rezago económico, la subregión está mayormente obligada a integrarse para enfrentar los retos y aprovechar las oportunidades que plantea la Sociedad de la Información. En ello es fundamental

utilizar el marco de integración económica, educativa, cultural y científica, así como las acciones de cooperación con otras regiones y los organismos internacionales. Es de especial importancia en este campo la iniciativa de integración de los servicios de telecomunicaciones (Autopista Mesoamericana de la Información) que forma parte del Plan Puebla Panamá y que permitirá ampliar el acceso a la información y al conocimiento mediante la creación de una infraestructura que respete la autodeterminación en materia de comunicaciones y la diversidad cultural de los países centroamericanos.
7. Se asume el desafío de desarrollar estrategias de comunicación y de convocatoria en nuestros países para generar procesos participativos que involucren y comprometan a diversos actores con una participación activa e informada en la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (Ginebra, Diciembre de 2003). Para ello es fundamental que los temas de la Sociedad de la Información y sus implicaciones sean incorporados en la agenda pública, en especial la de la Cumbre de Presidentes Centroamericanos, tarea en la cual los medios de comunicación desempeñan un papel estratégico.

8. Es fundamental que como conclusión del fructífero intercambio logrado en esta reunión se defina un plan de acción de la región para continuar la reflexión colectiva y el debate sobre los resultados concretos en términos de acceso y aplicaciones de las TICs. Para ello se requiere el concurso y compromiso de los Estados en todos los niveles del gobierno, de los legisladores, del sector privado, de la sociedad civil, de las organizaciones no gubernamentales y de la comunidad internacional. Se recomienda en especial que la UNESCO y la UIT promuevan espacios e iniciativas, tanto locales como nacionales y regionales, que permitan dar seguimiento a las principales temas tratados en esta consulta.

9. Recomendamos que los organizadores de la reunión de la Región Américas sobre la Sociedad de la Información a celebrarse en Santo Domingo, República Dominicana en enero del 2003, considere incluir entre los documentos de trabajo este Consenso y los otros resultados de esta Consulta de Tegucigalpa.

10. Los participantes dejamos expresa constancia de nuestro agradecimiento a la UNESCO, a través de su Oficina para Centroamérica, y a la UIT por haber organizado este encuentro. De igual manera, agradecemos al Gobierno de la República de Honduras y en especial a la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones, HONDUTEL, y a todo su personal, por la extraordinaria cooperación brindada para el exitoso desarrollo de esta actividad, que contó con el entusiasta auspicio de empresas del área de telecomunicaciones.


Tegucigalpa, Octubre 31 de 2002.


Última Actualización: 13 de Mayo de 2003

Comentarios